Gripe en perros – Síntomas y tratamiento

¿Qué es la gripe canina?

Se trata de una enfermedad que ataca al sistema respiratorio, ocasionando una infección provocada por el virus de la parainfluenza canina, la cual también recibe el nombre de tos de las perreras.

Cuando se trata de gripe, no podemos afirmar que sea causada por el efecto del clima, ya que solo puede ser provocada por la presencia del virus en el cuerpo del perro. Cuando se trata de una enfermedad causada por el frío, se debe hablar de resfriado o catarro.

Contrario a lo que muchas personas creen, no es posible que el perro contagie la gripe a humanos ni estos a él, ya que el microorganismo que causa la gripe en ambas especies es distinto, aunque los síntomas sean tan similares. Sin embargo, es sumamente contagiosa de un perro a otro, ya sea a través de los estornudos, la saliva o por el contacto con los objetos que utiliza el can que está enfermo. Aunque puede curarse con facilidad con la visita el veterinario y los cuidados necesarios en casa, si la gripe en el perro se descuida puede convertirse fácilmente en neumonía, lo cual podría ser mortal para tu peludo compañero.

Gripe en perros - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es la gripe canina?

Síntomas de gripe en perros

Para detectar la gripe en perros deberás prestar atención a su comportamiento y observar si presenta los siguientes síntomas:

  • Estornudos.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida de apetito, ya que la garganta y la faringe se irritan, provocando dolor al tragar.
  • Cansancio y fatiga.
  • Desinterés por el juego y la actividad física.
  • Fiebre, la temperatura normal de un perro está entre los 38 y los 39 grados centígrados. Mayor a eso, es fiebre.
  • Tos.
  • Dolor muscular.
  • Secreciones oculares.
  • Deshidratación.
Gripe en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de gripe en perros

Tratamiento para la gripe en perros

Ante la presencia de los síntomas anteriormente mencionados, lo más recomendable es acudir al veterinario para que pueda confirmar que se trata de una gripe canina, pues existen otras enfermedades (como el moquillo) que se manifiestan de forma parecida, por lo menos en su etapa inicial.

Una vez seguros de que se trata de gripe, se recomendarán antibióticos y tal vez un antiinflamatorio para el perro. Bajo ningún concepto se le deben administrar al can medicamentos recetados para humanos o cualquier otro fármaco sin previa consulta con el especialista, pues esto podría ocasionar daños en sus órganos que tengan consecuencias mortales.

Aparte del tratamiento farmacológico, es recomendable seguir las siguientes indicaciones para tratar la gripe en perros:

  • Mantener al perro hidratado, proporcionándole abundante agua fresca.
  • Evitar que el animal se quede cerca de corrientes de aire.
  • Proporcionar mantas y un lugar abrigado, seco y cómodo para que descanse, lejos del ruido.
  • Cuidar la alimentación: ofrece al perro alimentos sanos y llenos de vitaminas. Si el can se niega a comer, convéncelo por medio de cariños y mimos. También puedes optar por alimento húmedo.
  • Evitar que el perro entre en contacto con otras mascotas de la casa para no propagar la gripe.
  • Limpiar las superficies y los objetos que utilice el perro.
  • Dejar al perro descansar.

Si sigues estos consejos y las instrucciones del veterinario al pie de la letra, tu perro se recuperará muy pronto de la gripe canina.

Gripe en perros - Síntomas y tratamiento -  Tratamiento para la gripe en perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *