¿Por qué a mi perro le gusta dormir debajo de mi cama?

¿Por qué mi perro quiere dormir conmigo?

¿Te preguntas por qué los perros duermen en los pies? ¿En nuestra almohada? ¿O literamente encima nuestro? Como hemos mencionado, tu perro siempre intentará dormir cerca de ti. Ello le hace sentir más seguro, al mismo tiempo que le genera la tranquilidad de saber que también podrá protegerte en este momento de vulnerabilidad.

Recuerda que para los canes, la hora de dormir es muy delicada e implica muchos riesgos para su manada. Por ello, saber que protegen y son protegidos les permite disfrutar de su sueño con más seguridad y serenidad. Además, dormir con sus humanos favoritos les ofrece un aporte inestimable de cariño que les genera una sensación de bienestar.

¿Por qué mi perro quiere dormir conmigo?

¿Por qué mi perro se pone debajo de la cama?

Algunos perros disfrutan enormemente al dormir en los pies de sus tutores, otros se ubican justo al lado de su cama, y muchos prefieren acomodarse debajo de sus camas. ¿Y por qué este lugar les resulta atractivo? Primero, podemos pensar en esta región como una especie derefugio o «madriguera», donde el perro se siente más seguro que si estuviera expuesto. Debajo de la cama, nuestros peludos también encuentran un lugar calentito y oscuro que les permite dormir unas cuantas horas sin ser «incomodados» por los rayos solares al amanecer o por el frío de la madrugada.

¿Es malo que mi perro duerma debajo de mi cama?

¿Es malo dormir con tu perro? No necesariamente. Compartir las horas de sueño con nuestros peludos nos genera sensaciones placenteras y contribuye a reforzar nuestro vínculo con ellos. En principio, este hábito no debería conllevar riesgos para la salud de tu peludo ni para la tuya, siempre que se tomen las debidas medidas higiénicas en el hogar y que los perros reciban una adecuada medicina preventiva.

Si observas que a tu perro le gusta dormir debajo de tu cama y estás de acuerdo con ello, necesitarás reforzar la higiene de esta zona, para evitar la acumulación de polvo, impurezas o ácaros. También es aconsejable ventilar diariamente la habitación (y todo el hogar) y garantizar que reciba una buena iluminación durante el día. Recuerda que los ambientes humeros, oscuros y con una higiene deficiente favorecen la proliferación de numerosos agentes alérgenos y/o patógenos, como ácaros, bacterias, garrapatas, insectos, hongos, etc.

Por otro lado, tu perro siempre debe contar con una adecuada medicina preventiva, cuyos pilares son la vacunación y las desparasitaciones periódicas para combatir los parásitos internos y externos. En el mercado, existen muchos productos de excelente calidad para desparasitar a tu perro y también puedes emplear remedios caseros, siempre con la orientación de tu veterinario. Además, cepillar diariamente su pelaje te ayudará a mantener la limpieza del hogar y evitar la concentración de pelos debajo de tu cama.

No obstante, a algunos tutores no les agrada la idea de compartir su habitación con sus mascotas. Y ello tampoco es algo malo. Lo único que debemos tener en cuenta es que el perro necesitará contar con su propia cama y con un ambiente donde se sienta cómodo y seguro para descansar y dormir bien. Y en ExpertoAnimal, también te contamos cómo enseñar a un perro a dormir en su cama. ¡No te pierdas estos consejos!

¿Es malo que mi perro duerma debajo de mi cama?

¿Tu perro se esconde debajo de la cama?

Si has adoptado recientemente un perro cachorro o adulto y observas que él se muestra muy asustado y pasa largas horas escondido, puede ser un indicativo que ha padecido abusos físico o emocionales. En estos casos conviene revisar las señales de perros maltratados más frecuentes y ser conscientes de que este tipo de conductas deben tratarse con sensibilidad y paciencia. También puede ser conveniente repasar los consejos para un perro adoptado miedoso. Además, te recomendamos contar con la orientación de un etólogo o un educador canino para llevar a cabo un proceso de resocialización y reeducación basados en pautas específicas según las necesidades de tu peludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *